El arquitecto de Tombuctú

5,65

«Poeta soy, y la arquitectura es la poesía del barro y la piedra. Por eso, al igual que canto y recito, algún día os levantaré palacios y mezquitas…»

En el año 1337, el granadino Abu Isaq Es Saheli llega a la ciudad de Fez como embajador de Kanku Mussa, emperador del Reino de los Negros. Tras ser recibido con todos los honores, es víctima de un complot contra su vida. En venganza, Fez declara la guerra a Tremecén, con el control de las rutas de caravanas como objetivo encubierto. Mientras se recupera, Es Saheli escribirá su propia Rihla, el relato de su vida de caminante: su infancia como hijo del alamín del gremio de los perfumeros de Granada, su atormentada juventud, el pronto éxito y los excesos de la bohemia, el doloroso exilio del reino nazarí, su viaje a El Cairo, su paso por Damasco, Bagdad, Yemen y La Meca, su pasión por la arquitectura egipcia? Hasta desembocar en su principal legado: la construcción de la gran mezquita de Tombuctú.

Categoría: Etiquetas: ,

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “El arquitecto de Tombuctú”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *