Las arenas de Amón

9,45

En Anatolia corta el nudo gordiano; dicen que quien lo deshaga dominará el confín del mundo. Finalmente, él y sus hombres derrotan al poderoso Darío, rey de los persas. Así, las tropas victoriosas de Alejandro avanzan hasta Egipto, donde el oráculo de Amón le revela su origen divino y su destino de gloria inmortal.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Las arenas de Amón”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *