Los lobos del águila

9,45

Aún en Britania, Cato ve la alegría de su ascenso a centurión empañada por una misión casi imposible: convertir a una tribu de bárbaros, los Lobos, en una unidad de servicio del ejército romano que deberá cubrirle las espaldas en su avance por el interior del país. Los infructuosos intentos por dotarlos de disciplina, pese a la ayuda de Macro, darán pie a divertidas escenas, pero hay poco tiempo para las bromas cuando una trubamulta de salvajes se dispone a atacarles.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Los lobos del águila”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *