⚔Héroe y traidor, Quinto Sertorio en Hispania
El asesinato de Quinto Sertorio
Roma

⚔Héroe y traidor, Quinto Sertorio en Hispania

Durante años, populares y optimates habían sido dos facciones enfrentadas en Roma. Con la llegada de Cayo Mario y Lucio Cornelio Sila la lucha política se llevó a los campos de batalla. La victoria del segundo y su nombramiento como dictador supuso que los populares tuvieron que huir de Roma para no morir en las proscripciones. Uno de ellos fue Quinto Sertorio, antiguo general de Cayo Mario que hizo de la Península Ibérica su refugio y a los lusitanos sus soldados. Desde allí lideraría la última resistencia contra la dictadura de Sila.

¿Quién fue Quinto Sertorio?



La biografía de Quinto Sertorio (122 – 72 a.C.) es la de un personaje histórico de trasfondo militar. Pasó toda su vida con las tropas, entre las que fue muy popular, y eso le permitió ascender en el cursus honorum. Al ser de familia humilde (aunque relacionada con la aristocracia romana) Quinto Sertorio encontró dificultades para acceder a los cargos superiores de la magistratura romana, así que el ejército fue su pilar en este aspecto. Gracias a él ascendería en la vida política.

Corona Gramínea de Quinto Sertorio

Su primera campaña sería la Guerra de Yugurta. Allí sirvió bajo las órdenes de Cayo Mario (algunas fuentes dicen que era su tío). Tras los éxitos en África y la reforma de las legiones romanas, marchó con Cayo Mario de nuevo para hacer frente a los cimbrios (101 a.C.). En esa victoriosa campaña se labró fama como militar y pudo ser nombrado tribuno militar y destinado a Hispania en el 97 a.C. En una acción heroica, Quinto Sertorio salvó a todo un ejército romano de su aniquilación. Lo que supuso que recibiera la corona gramínea como recompensa.

La Bellum Socii, a veces traducida como guerra social o guerra de los aliados, se produjo cuando los aliados de Roma, hartos de ser considerados ciudadanos de segunda, se rebelaron contra la urbe. En esta campaña Sertorio volvería destacar como general romano al servicio de la república. Pero también originó tensiones entre optimates y populares. Este enfrentamiento, junto a la rivalidad personal entre Mario y Sila, desencadenaría la primera de las guerras civiles en Roma. Y Quinto Sertorio se posicionaría con los populares.

Quinto Sertorio, rebelde en Hispania

Quinto Sertorio fue nombrado gobernador de la Hispania Citerior en el 83 a.C. Desde allí trató de oponerse al gobierno de Sila (dictador tras su triunfo en la guerra civil del año 81). En un primer momento, Quinto Sertorio sufrió derrotas que lo llevaron a él y algunos legionarios partidarios de Mario a buscar refugio entre a los lusitanos.

Sus dotes como general le ganaron el respeto de los nativos (quienes veían como una buena señal la corza blanca que Quinto Sertorio tenía como mascota). Estos lusitanos se unieron a su ejército de guerrillas e iniciaron la lucha contra el régimen silano. Daban así comienzo las Guerras Sertorianas.

Durante ocho años, Quinto Sertorio se opuso a los optimates. A Sila, en primer lugar, y después a sus sucesores. La inusual alianza de peninsulares con las tropas del general Sertorio supuso la forja de una fuerza militar considerable. Si bien es cierto que los lusitanos querían expulsar a Roma y Quinto Sertorio, derrotar a los optimates. Pero el acuerdo funcionaría frente a un enemigo común.

Casi una década de resistencia



La situación en Hispania era preocupante. Italia estaba pacificada pero la guerra contra los populares continuaba. Así que Sila decidió enviar a uno de sus más leales partidarios, Metelo Pío, aunque no se consiguieron éxitos contra el rebelde. Es más, la situación se volvía más dramática para los optimates, por lo que optaron por enviar un segundo ejército. El encargo recayó sobre el joven Cneo Pompeyo. Un general que ya destacaba por su capacidad de organización.

Ejerciendo una guerra sin cuartel contra Quinto Sertorio, especialmente contra su lugarteniente Perpenna, fue arrebatando territorio al rebelde, quien se vio obligado a presentar sus fuerzas en batalla campal en Sagunto. El resultado de la batalla fue incierto. Ambos bandos sufrieron cuantiosas bajas pero Pompeyo podía recibir más refuerzos de Roma; y Quinto Sertorio, no. Su destino parecía sellado.

Muerte de Quinto Sertorio

Tuvo que refugiarse en Osca (Huesca). Años atrás había fundado allí un Senado y una escuela para los hijos de los nobles que lo apoyaron. Ahora, recelando de sus aliados celtíberos, utilizó a los jóvenes como rehenes. Lo cierto es que los aliados de Sertorio lo estaban abandonando. Era el año 73 a.C. y Roma estaba demostrando por qué era la potencia hegemónica en el Mediterráneo.

El asesinato de Quinto Sertorio

La deserción era habitual. No solo entre sus aliados lusitanos, cuyos hijos ahora se habían convertido en rehenes, sino entre los romanos. Los populares que habían apoyado a Cayo Mario y luego a Sertorio recibieron promesas de perdón por parte del Senado romano. Y Sertorio corrió la misma suerte que Viriato.

Con la excusa de celebrar una modesta victoria sobre las tropas de Pompeyo, se produjo una conjura liderada por Perpenna. Él y otros diez lo apuñalaron hasta la muerte. Se extinguía así el último resquicio de la resistencia militar de los populares. Habría que esperar más de una década a que un nuevo líder de los populares surgiera en la persona de Cayo Julio César.

Novelas históricas sobre Quinto Sertorio

Si quieres saber más sobre el período quizá quieras echar un vistazo a nuestra sección de novelas históricas ambientadas en Roma. Sin embargo, si te interesa exclusivamente Quinto Sertorio en Hispania te sugerimos Rebeldes, de Pedro Santamaría.

Rebeldes, las campañas de Sertorio en Hispania, de Pedro Santamaría (Novelas históricas sobre Quinto Sertorio)

Y una aproximación muy verídica (hasta el punto de ser historia novelada y no novela histórica) sobre aquellos tiempos es la saga Amos de Roma, de Colleen McCullough. Quinto Sertorio, caracterizado como un sobrino de Cayo Mario, aparece en los tres primeros volúmenes. En primer lugar, El primer hombre de Roma, que narra el ascenso a la gloria de Cayo Mario en la guerra de Yugurta y contra cimbrios y teutones. La primera novela de una saga excepcional.El primer hombre de Roma, de Colleen McCullough (Novelas históricas Roma)Después está La corona de hierba, sobre la Guerra de los Aliados. También la escalada de tensiones entre optimates y populares. Muy recomendable.

La corona de hierba, de Colleen McCullough (Novelas históricas sobre Roma)Favoritos de la fortuna, de Colleen McCullough (Novelas históricas sobre Quinto Sertorio)

Por último,  Favoritos de la fortuna. Esta novela narra la dictadura de Sila, los últimos años de Sertorio y la era dorada para Pompeyo. Una novela donde Quinto Sertorio recibe capítulos concretos dedicados a él.

 

Carlos Pérez Casas es historiador, profesor y escritor. Cursó Licenciatura en Historia por la Universidad de Zaragoza y Máster en Historia Contemporánea por la misma institución. Escritor de ciencia ficción, también ha hecho una incursión en la novela histórica con "El alguacil" una historia de tragedia sobre el Aragón rural del siglo XII.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *