Herodes el Grande, rey de los judíos_opt
Roma

✡ Herodes el Grande, más allá de la matanza de los inocentes

Hoy toca hablar de un personaje histórico apasionante. Un villano automático, podría decirse. Rey de los judíos, consiguió el puesto gracias a una conjura y la colaboración de nobles romanos, entre ellos el poderoso Marco Antonio. Constructor de grandes obras públicas, mantuvo el orden a base de asesinar a sus rivales y reprimir violentamente revuelta. Se ganaría el título de rey Herodes el Grande, pero la historia como un hombre que se mantuvo en el trono a base de sangre.

Herodes el Grande, más allá de la matanza de los inocentes



Un hombre de gran inteligencia y crueldad extrema. Herodes el Grande será recordado como el responsable de la matanza de los inocentes. Unos niños cuyo único crimen fue nacer bajo el reinado de este hombre sin escrúpulos. Pero, ¿quién fue el rey Herodes el Grande? ¿De dónde proviene la fama de su crueldad? Y, lo más importante, ¿realmente ordenó la matanza de los inocentes?

¿Quién fue el rey Herodes el Grande?

Es posible que Herodes fuera el rey más importante de la historia de Judea. Salomón y David han sido mitificados en la Biblia, cierto es, pero los hechos que se les atribuyen no están comprobados. Son parte de la leyenda. En cambio, la vida y crueldad de Herodes el Grande está bien documentada. Pese a que también se hayan exagerado algunos de sus «logros».

Los orígenes de Herodes el Grande no eran los más adecuados para ser rey de los judíos. Para empezar, no era completamente judío. Su madre era una árabe de Nabatea (el país de Petra). Y tanto él como su padre (valido del viejo rey Hircano II) eran oriundos de Idumea, una provincia tan al sur que apenas era israelita.

Ni siquiera era judío. Su madre era nabatea y su padre de Idumea, al sur de Israel. Clic para tuitear

Además, los judíos habían padecido el dominio de los extranjeros entre los siglos VI – II a.C. Por lo que todo apuntaba a animadversión hacia este hombre. Entonces, ¿cómo logró Herodes el Grande convertirse en rey de los judíos? Era inteligente. Y era cruel.

Herodes el Grande, rey de Judea y amigo de los romanos

Que era inteligente lo demostró cuando, en 40 a.C., mientras era procurador de Judea, convenció al triunviro Marco Antonio para que lo nombrara rey de Judea.

Herodes el Grande en HBO Roma
René Zagger como Herodes el Grande (Roma HBO)

Este territorio era problemático. Foco de continuas rebeliones, no era un lugar donde Marco Antonio, por aquel entonces encargado de los asuntos orientales, quisiera tener un monarca débil. Herodes el Grande no quiso defraudarlo. Tres años después de ese encuentro tenía el poder absoluto sobre la región e iniciaría una despiadada política para mantenerlo. Solo en el primer mes desaparecieron más de cien opositores.

La eliminación del linaje asmoneo



Más de un siglo antes (en el 167 a.C.) Judea se hallaba bajo la dominación seléucida. Un líder rebelde llamado Asmón afirmó ser descendiente del rey David y logró apoyos para expulsar a los dominadores, instaurando un territorio judío en Judea. Y los descendientes de ese linaje eran la principal amenaza para Herodes el Grande.

De modo que los miembros del linaje asmoneo fueron muriendo. El depuesto rey Antígono fue degollado en secreto con el beneplácito de Marco Antonio.

Aristóbulo, de diecisiete años, apareció ahogado. Se sospechó que los responsables habían sido sus amigos, sobornados por el rey Herodes. Además, su muerte supuso una gran conmoción pues el propio Herodes había nombrado a Aristóbulo sumo sacerdote. Parecía que ningún cargo podría proteger a los asmoneos.

Para conservar el poder, Herodes asesinó a todos los miembros del linaje asmoneo. Incluidas su esposa Mariamme y su suegra. Clic para tuitear

El antiguo rey Hircano II, padre de Antígono, acudió desde su retiro en Babilonia por invitación de Herodes el Grande. Este lo engañó para que se hospedara en su palacio, donde posteriormente lo acusó de traición. Hircano II fue condenado y estrangulado.

Todavía quedaban la mujer de Herodes, Mariamme, y su suegra la princesa Alejandra. También los hijos que tenía con ella. Solo eran mitad asmoneos, pero Herodes el Grande los vio como una amenaza. Tras la batalla de Actium (31 a.C.) Octavio Augusto confirmó al rey Herodes en el trono. Este aprovechó el apoyo para acusar a Mariamme de adulterio y mando ejecutarla. Alejandra sería asesinada poco después.

Herodes el Grande y la reconstrucción del Templo de Salomón

El sobrenombre de Herodes el Grande lo recibiría tras construir el Templo de Jerusalén. En el año 22 a.C. el rey quiso ganarse el favor de unos súbditos que lo odiaban. De modo que ordenó ampliar el Templo de Salomón y costear las obras de su propio bolsillo, lo cual aportó trabajo y dinero a la población.

Las dimensiones y la grandiosidad del templo fueron objeto de alabanza y hubo quien lo llegó a comparar con las siete maravillas de la antigüedad. Por desgracia, este templo fue destruido en el 70 d.C. Fecha en la que los romanos pusieron fin a la revuelta judía. De él solo queda el Muro de las Lamentaciones.

Herodes el Grande consttruyó el Templo de Salomón_opt

Conspiraciones contra el rey Herodes



Pero ningún templo, ni los acueductos, ni otras obras públicas podían ocultar el odio de algunos de sus súbditos. Después de todo, él era responsable de la extinción del linaje asmoneo. A este nivel de amenaza de rebelión, pues fueron muchas las conspiraciones para derrocarlo o asesinarlo, se sumó la paranoia del propio rey Herodes.

Desde el primer momento de su reinado estableció una red de espías. Estos vigilaban a sus opositores e informaban regularmente al rey. Lo cual contribuyó a aumentar el legado sangriento de Herodes el Grande.

La desobediencia de los fariseos

Los fariseos eran los líderes religiosos de los judíos. Y no veían con buenos ojos los templos paganos que Herodes había ordenado construir para los romanos de Judea. La oposición de los fariseos se excusaba en el poder tiránico del rey y su falta de respeto a la religión judía.

Harto de la desobediencia de los fariseos, Herodes el Grande decretó que hicieran un juramento de fidelidad al monarca. A algunos de los que se negaron los ejecutó, a otros los mando encarcelar o les impuso severas multas. Solo la intervención de la cuñada de Herodes (quien pagó la multa de los fariseos) calmó la situación.

Los fariseos y herodes el Grande
Fariseos en la película La pasión de Cristo

Todavía se produciría un incidente más cuando dos jóvenes, incitados por los fariseos, destruyeron el águila dorada que, en honor a Roma, coronaba el Templo de Jerusalén. Más de cuarenta personas serían ejecutadas como castigo.

La conspiración de los diez

También los fariseos estuvieron implicados en una conjura para asesinar a Herodes. Diez fueron los asesinos. Sin embargo, la red de espías del rey fue advertida gracias a un delator y los conjurados fueron arrestados. Esa misma noche todos fueron ejecutados en prisión.

La historia no acabó ahí. Algunos de los amigos de los conjurados descubrieron la identidad del delator y, en plena calle, lo apedrearon hasta la muerte. Después descuartizaron su cadáver y se lo echaron a los perros. Pese a lo público de este crimen nadie daba testimonio sobre lo sucedido o la identidad de los asesinos.

El rey Herodes ordenó torturar a todas las mujeres que vivían en la calle donde se había cometido el crimen hasta que confesaron los nombres. Una vez los tuvo fueron asesinados. Al igual que sus familias.

Los hijos del rey Herodes



El último episodio de violencia ocurrió en los años finales de su reinado. Herodes el Grande había exterminado a los descendientes directos de la dinastía asmonea. Sin embargo, él había tenido dos hijos con la asmonea Mariamme, Aristóbulo y Alejandro. Y el rey temía un golpe de estado.

Queriendo legitimar sus actos, acusó a sus hijos de traición ante el mismísimo César Augusto. Pero en el juicio celebrado en Roma los dos fueron declarados inocentes. Se produjo una falsa tregua en la familia.

Poco después, de vuelta en Judea, el juicio se repitió y los hijos del rey Herodes fueron condenados a muerte. Pero Terón, uno de los generales de Herodes, se rebeló pidiendo la absolución de los condenados. La respuesta de Herodes fue reunir a los amotinados en un teatro, donde unos mercenarios escitas los asaetearon con arcos desde las gradas. Aristóbulo y Alejandro fueron ejecutados.

Herodes reunió en un teatro a sus oficiales desleales y ordenó a unos mercenerios escitas que los mataran a flechazos desde las gradas. Clic para tuitear

Por último, cuando a Herodes el Grande le faltaban cinco días para morir por causas naturales, ordenó que su primogénito Antípatro también fuera ejecutado.

Herodes el Grande y la matanza de los inocentes

Herodes el Grande, rey de los judíos_opt

Hasta aquí el reguero de cadáveres que sí están atribuidos a Herodes el Grande. Pero la Biblia todavía puede añadir una crueldad más a este personaje. Cuenta el Evangelio que cuando el rey Herodes descubrió que había nacido el rey de los judíos (cargo que él ostentaba) mandó asesinar a todos los recién nacidos de Judea. La familia de Jesús escaparía a Egipto para huir de los asesinos.

Aunque este acto encaja con la forma de actuar de Herodes hay tres elementos en contra de la veracidad de la matanza de los niños inocentes.

En primer lugar, un acto de este calibre hubiera sido muy impopular. Y este personaje se movió siempre entre el miedo que unos le tenían y el apoyo que otros le prestaban (sí, mucha gente lo quiso porque dio trabajo y orden a Judea). La matanza de los inocentes podría haber desencadenado una revuelta popular contra el rey. En segundo lugar, la Biblia es el único testimonio de que esto ocurriera. Ninguna fuente histórica contemporánea corrobora los hechos.

Y, por último, el rey Herodes el Grande murió en el 4 a.C. Las fechas no coinciden y, pr tanto, no pudo ser responsable de la matanza de los inocentes. Pero todo lo demás es cierto. Y eso ya es bastante espeluznante.

Novelas históricas sobre Herodes el Grande

Espero que te haya resultado útil el artículo. Sé que existe una novela dedicada a Herodes el Grande escrita por Antonio Piñero. Sin embargo, no hay manera de encontrarla. Ignoro si está descatalogada o qué. Pero me sorprende que no esté disponible ni siquiera en formato digital. Por fortuna la maravillosa Colleen McCullough incluyó al joven Herodes entre sus personajes en la última novela de la saga Amos de Roma titulada Antonio y Cleopatra.

Antonio y Cleopatra, de Colleen McCullough (Novelas históricas sobre Roma)

Si averiguo dónde comprar esa novela sobre Herodes el Grande te lo notificaré. Mientras tanto quizá quieras echar un vistazo a nuestra sección de novelas históricas ambientadas en Roma. En concreto al período final de la República.

Carlos Pérez Casas es historiador, profesor y escritor. Cursó Licenciatura en Historia por la Universidad de Zaragoza y Máster en Historia Contemporánea por la misma institución. Escritor de ciencia ficción, también ha hecho una incursión en la novela histórica con "El alguacil" una historia de tragedia sobre el Aragón rural del siglo XII.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *